– “Su hijo presenta dislalias”- dijo el profesor. Los dos padres se quedaron sorprendidos, pero asintieron… Nada más llegar a casa buscaron en Internet qué rayos era eso que tenía su hijo…

Así podría empezar, según nos contáis un montón de veces los padres, el relato de algunas tutorías. El profe dice a los padres que su hijo no pronuncia correctamente, pero de un modo técnico (“dislalia”), y estos vuelven a casa un poco angustiados e intrigados, y lo primero que hacen es bucear en internet, y buscar qué es eso, y como ayudar a su hijo. Pues bien, en esta entrada intentamos responder a las dos preguntas.

En primer lugar, os presentamos un equipo que trabaja este problema de la manera más cómoda posible, a domicilio, con todos sus profesionales titulados en Logopedia y con una amplia experiencia. Se llaman Gabinete Psicopedagógico SENDA y llevan más de diez años atendiendo a dificultades del lenguaje similares en la Comunidad de Madrid. Trabajan en Tres Cantos, Madrid, mediante una entrevista gratuita, a domicilio y sin compromiso, de manera que si tienes interés por conocerles mejor, no tienes más que contactar con ellos en el 645 578 605, o en su correo director@gabinetesenda.com 

En segundo lugar, solucionemos las dudas que os haya podido causar la palabra “dislalia”.  Es un trastorno en la articulación de los fonemas por alteraciones funcionales de los órganos periféricos del habla (labios, lengua, velo del paladar). Se trata de una incapacidad para pronunciar o formar correctamente ciertos fonemas o grupos de fonemas. Traducido al lenguaje normal, sin tecnicismos: se detecta cuando un niño no sabe decir un determinado sonido (o varios) que debería decir correctamente en un normal desarrollo del lenguaje. En algunas ocasiones es debido a un problema en los órganos fonoarticulatorios,

¿Y cuáles son, concretamente, las más habituales?:

Rotacismo: la no articulación del fonema /r/.
Ceceo: pronunciación de /s/ por /z/.
Seseo: pronunciación de /z/ por /s/.
Sigmatismo: la no articulación del fonema /s/.
Lambdacismo: la no articulación del fonema /l/.
Numación: la no articulación del fonema /n/.
Ficismo: la no articulación del fonema /f/.

Como veis, siempre que se habla de estas cosas, se utilizan las dos barras a los lados de la letra. ¿Qué quiere decir eso? Quiere decir que estamos hablando de un fonema, y no de una letra. Es decir, del sonido que relacionamos con esa letra, el sonido que articulamos cuando leemos esa letra.

La dislalia tiene muy buen pronóstico, aunque conviene tratarla a tiempo, ya que cuando el niño es más mayor resulta más complicado. Además tiene una serie de posibles consecuencias en la relación con sus compañeros, la seguridad en sí mismo, la lectoescritura, etc. que hacen conveniente no demorar mucho en el tiempo su tratamiento.

Pues bien, si buscas ayuda de un profesional para un problema en la articulación del lenguaje, quieres que sea a domicilio, y vives en Tres Cantos, recuerda que nuestros amigos de SENDA pueden informarte de su manera de trabajar, sin compromiso, para que valores si te interesa. En el 645 578 605, o en director@gabinetesenda.com

¡Un saludo!