Mi hijo tiene dislalia… ¿Por qué?

Ya os hemos contado qué es la dislalia. Otra de las preguntas que solemos recibir es: “¿Por qué él?”. En algunas ocasiones otros hermanos, con el mismo ambiente y la misma educación no han tenido nunca esta dificultad, y eso nos desconcierta un poco, vamos a ver si sabemos explicar fácilmente las causas de la dislalia, los que saben mucho de estas cosas, al estudio de las posibles causas lo llaman “Etiología“. Pues bien, vamos a describir fácil y brevemente la “Etiología” de la dislalia. ¡Esperamos que os ayude un poquito a conocer más este trastorno!

En primer lugar, deciros que la evaluación debe ser realizada por un profesional, os rogamos que no uséis esta información como herramienta de evaluación, ya que para discernir cual de los motivos que os vamos a contar es el de vuestro hijo/a, un profesional cuenta con mucha más ventaja: estudios en profundidad, experiencia en otros muchos casos, herramientas de evaluación… usad por favor este artículo como lo que es, simple y llanamente Dislalia a domicilio Madrid Sendainformación.


Hay cuatro grandes bloques en los que agrupar el porqué de un niño que tiene un trastorno en la articulación de los fonemas (dislalia):

Podemos hablar de “causas funcionales”, que pueden ser de muchos tipos y que normalmente coinciden varias de ellas produciendo un problema de lenguaje. ¿Que qué son las causas funcionales? Pues por ejemplo problemas respiratorios, ya que el soplo es muy importante en la articulación de muchos fonemas, problemas de falta o retraso de desarrollo motor, ya que los músculos que utilizamos para hablar tienen que haber llegado a una madurez suficiente, podemos encontrar problemas de oído, que lógicamente influyen en la articulación ya que aprendemos a hablar porque imitamos a los demás…  en ocasiones no es un problema de oído propiamente dicho, sin de discriminación auditiva, que no es exactamente lo mismo: niños que oyen bien, pero aún no han alcanzado la capacidad de diferenciar ciertos sonidos, y esto hace que también se equivoquen el articularlos.

Causa de la dislalia. Logopeda a domicilio en MadridEn segundo lugar, nos encontramos también con causas ambientales ya que el ambiente es un factor muy muy importante para aprender a hablar.  Con el ambiente no queremos decir el “medio ambiente“, sino el lugar donde el niño vive, su familia, el colegio, las personas con las que habla, los estímulos que recibe… Algunos padres tenemos un poco de miedo a que este sea el motivo de cualquier problema de nuestros hijos, de alguna manera nos sentimos acusados”. Pero no tiene por qué ser así: es cierto que en ocasiones el factor ambiental que causa retrasos en la maduración es la falta de cariño, la falta de ambiente familiar o la falta de estimulación (las tres son maneras distintas de decir lo mismo), pero en otras ocasiones estamos hablando de nuestra propia ansiedad, de que sobreprotegemos a nuestros hijos… ¡y nadie nos ha dado el manual de instrucciones! Aprendemos a ser padres siendo padres, por lo que si en algo no estamos ayudando mucho, lo importante es darse cuenta y cambiar el chip. A veces el factor ambiental no está bajo nuestro control, ya que sucede algo en la familia o en el ambiente del niño que inevitablemente afecta a nuestro hijo y todo nuestro trabajo es “a posteriori”… pues incluso en esos casos, nos ponemos en marcha, queremos mucho a nuestro hijo, nos dejamos aconsejar y tiramos para adelante!!!!!

Otras causas… También encontramos “causas psicológicas”. Comunicarse es, entre otras muchas cosas, una necesidad del ser humano al nivel de las emociones. Como tal, puede desaparecer (la necesidad) si tenemos un problema emocional, causado a su vez por un trastorno, normalmente de tipo afectivo. Estas cosas, por supuesto, pueden influir en el lenguaje, ya que si el niños no siente la normal necesidad de comunicarse con los seres queridos, la evolución del lenguaje puede hacerse más lenta o estancarse.

Por último vamos a hablar de las “causas orgánicas”, es decir, algún problema en nuestro cuerpo, en nuestros órganos, normalmente, como es lógico, en los órganos que usamos para articular la voz… ¿Quién no ha oído hablar del pediatra que antiguamente veía “gordo” el frenillo y hacía un ligero corte? Ahora no se suele hacer así, aquí te pillo aquí te mato, y en muchos casos se recupera sólo con logopedia, pero es uno de los motivos por los que nuestros niños no dicen bien la /l/ o la /r/…. como esto, anomalías anatómicas en lengua, labios, dientes, etc. pueden producir dislalias, que cuando tienen estas causas, se llaman también “disglosias”. Por supuesto, lo que hablábamos antes del niño que no oye bien (no el que no discrimina, sino el que directamente tiene un problema de audición), también es una dislalia producida por una causa orgánica.

Bueno, amigos, vale ya de teoría. Si queréis saber más sobre este tema, recordad que en otros artículos os hemos hablado de ¿Qué es?, Cuando se produce? ¿Cuando se interviene? ¿Qué tipos hay?… No dudéis en daros un paseo y enteraros bien de todo, pero en el momento que veáis que vuestro hijo no puede, no dudéis en llamar a un profesional. Si no conocéis ningún profesional de confianza, aquí os dejamos los datos del Gabinete Psicopedagógico Senda, que se dedica a la atención a domicilio de problemas del lenguaje, entre otros. Podéis solicitarles sin compromiso información sobre la logopedia a domicilio en su tf. 645 578 605 o en su correo informacion@gabinetesenda.com Trabajan en toda la Comunidad de Madrid.

Un abrazo a todos, y hasta la próxima!!!!

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Comments are closed.