Respirar bien para hablar mejor.

Queridos amigos de madridlogopedia, hoy queremos hablaros de la voz y la respiración.

La voz y la respiración son dos procesos absolutamente dependientes, casi las dos caras de la misma moneda. De hecho, la voz es aire que vibra gracias a las cuerdas vocales, el mismo aire que sale de nuestros pulmones. Por tanto para hablar correctamente es imprescindible respirar correctamente.

Esto se debe a varias causas: respirar adecuadamente nos aporta un mayor volumen de aire lo cual favorece una mayor potencia de voz, una menor frecuencia respiratoria y por lo tanto una mayor capacidad de alargar los sonidos, un mayor aporte de oxígeno, que nos ayuda a mantener la atención y aumenta la capacidad de procesamiento de la información y a nivel neurofisiológico un mantenimiento de la activación de la rama parasimpática del sistema nervioso autónomo, permitiéndonos hablar más relajadamente.

Pero cómo se puede respirar bien o mal? Bien, pues una de las principales causas de la mala respiración es la llamada respiración pulmonar no diafragmática. Es decir, nos acostumbramos a insuflar el aire solo a la parte superior de las cavidades pulmonares sin llegar a usar la totalidad de la capacidad que tienen los pulmones para llenarse de aire.

La llamada respiración diafragmática es aquella que tirando del diafragma nos permite llenar de aire los pulmones desde abajo hasta arriba, aumentando significativamente la cantidad de aire inspirado.

Consecuencias de la respiración diafragmática:

-Mayor aporte de oxigeno al organismo.

-Reducción de la frecuencia respiratoria.

-Disminución de la tasa cardiaca.

-Disminución de la sintomatología ansiosa o de estrés.

-Mejora de la capacidad fonadora.

La respiración diafragmática se realiza llevando el aire prácticamente hasta el vientre, para ello nos podemos poner una mano justo en la punta inferior del esternón y practicar respiraciones hasta que veamos cómo se levanta la mano al insuflar el aire. Es muy parecido a cuando intentamos respirar profundamente para que nos ausculte el médico, y más parecido aún a cuando suspiramos (que probablemente es la respuesta natural preprogamada que tenemos para aportar mayor oxigeno al organismo)

Después como la respiración es un acto involuntario, hay que acostumbrarse a respirar así. Si uno practica tranquilamente 10 minutos al día en una o dos sesiones (mañana y tarde, por ejemplo) haciendo respiración diafragmática en poco tiempo se habrá acostumbrado a respirar bien y notará cómo mejora su capacidad fonadora.

Aquí os ponemos un vídeo que explica de forma sencilla cómo hacer la respiración abdominal.

Gracias amigos de madridlogopedia, esperamos que esta entrada os haya gustado. Hasta el próximo post!

Tags:

Comments are closed.